Asegurándose de que nuestras obras de agua

La ubicuidad del agua en los actos más esenciales de la vida humana, es a diferencia de cualquier otra sustancia. Como afirma el Catecismo de la iglesia católica, "por su propia naturaleza, agua no puede ser tratada como una mercancía entre muchos." Puesto que el agua es necesaria para el florecimiento humano, todos los seres humanos tienen un derecho inalienable que, en virtud de nuestra dignidad dada por Dios.

Nuestras acciones individuales y políticas públicas deben contribuir a las condiciones en las que todos tienen acceso a, agua potable, ahora y en el futuro. Como el Papa Benedicto XVI declarada en su discurso para el día mundial del agua 2007, ".. .la gestión sostenible del agua [es] social, económico, ambiental y ética reto que involucra no sólo a instituciones sino a toda la sociedad".

View our resources below for more the necessity of ensuring access to clean, drinkable water for all Minnesotans, ahora y en el futuro: