Nat’l Catholic Register: Archbishop Nienstedt Fights the Attempt to Redefine Marriage in Minnesota

(por Barb Ernster)
Marzo 1, 2012

The archbishop of St. Paul and Minneapolis discusses the true importance of God’s plan as a vote on the nature of marriage comes to a vote in November.

In November, the people of Minnesota will vote on a constitutional amendment that defines marriage as one man and one woman. The Minnesota Marriage Amendment was passed by a bipartisan majority of the state Legislature and is supported by a broad coalition of people and religious faiths.

The Minnesota Catholic bishops have been among the strongest supporters of the Marriage Amendment, and Archbishop John Nienstedt of St. Paul and Minneapolis has been at the forefront of this support. Como esfuerzos para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo avanzado en estado de Washington, Nueva Jersey y Maryland, Archbishop Nienstedt addressed the issue with Register correspondent Barb Ernster.

Por qué esto es un tema tan importante?

Los otros obispos católicos de Minnesota y veo la erosión de la sana, matrimonios felices que nos rodean: el alto grado de los matrimonios terminan en divorcio, el número creciente de parejas cohabitando con ninguna intención de casarse con, y el aumento en el número de niños nacidos fuera del matrimonio, muchas de las madres solteras que viven en la pobreza. La verdadera importancia del matrimonio como natural y, para nosotros como católicos, una realidad sacramental está siendo eclipsada a lo largo de nuestra sociedad.

Ahora hay una fuerza motriz, con el apoyo de los medios de comunicación completo, redefinir o, en verdad, "anular la definición" matrimonio de una institución centrada en el niño que une a un hombre y una mujer junto con los hijos nacidos de su unión en algo diferente en conjunto: un sistema de alianzas nacionales basados en las inclinaciones románticas de adultos. Entendemos que este es aún otro asalto contra la dignidad del matrimonio que es probable que algunas de las tendencias culturales negativas que previamente mencioné reforzará, desarrollos de investigación claramente muestra tienen muy malos efectos en los niños y, a su vez, toda la sociedad.

What actions are the bishops taking to promote its passage?

We have undertaken a multipronged educational program which has already included sending an educational DVD, made by the Knights of Columbus, Para 400,000 Catholic households throughout the state of Minnesota. This kicked off our efforts, through the Minnesota Catholic Conference, to educate Catholics about what marriage is, why it is important, and what the likely consequences will be if it is redefined by judges or politicians.

To further this initiative, all of the bishops throughout the state have asked for a leadership couple or committee in each of our parishes to coordinate materials and education on this subject. We have also mobilized lay groups, such as K of C councils and chapters of the Council of Catholic Women all around the state.

Además, each diocese is contributing financial support to the Minnesota Catholic Conference to cover the cost of its activities, as well as to support Minnesota para el matrimonio, the broad coalition of religious and secular groups created to pass the marriage-protection amendment.

Además, Este año, the archdiocese is sponsoring many seminars around the Twin Cities regarding the meaning of marriage, with a priest addressing the theology of marriage and a lay expert, often a lawyer with knowledge of the many legal issues involved, addressing the civil dimension of marriage, why government actively supports the institution, and how it serves the common good. Presently, we have a team of one priest and one married couple giving presentations on the Catholic understanding of marriage in all of our Catholic high schools. Además, I have addressed several large groups in parishes and K of C council halls.

What do you hope will be accomplished within the parishes?

We hope to educate our Catholic people on why our understanding of marriage matters for the good of the couple, for the good of children and for the common good of the society in which we all live. En pocas palabras, we hope to show to our people that this is not just a “Catholic” or “Christian” issue. This is a question that touches upon the foundational principles of our society.

We understand that our efforts do not just matter for the short term. As outlined in the U.S. bishops’ statement “Marriage: Amor y vida en el Plan Divino,” there is a long-term need to reclaim and rebuild a healthy culture of marriage and family life in our society. Marriage today is facing a lot of challenges, and much renewal needs to happen. Por lo tanto, we need to strengthen marriage, not redefine it.

Según el [Minneapolis] Star Tribune, usted afirmó en una carta a los sacerdotes y diáconos que el final de quienes se oponen a su paso es eliminar la necesidad de Unión en conjunto. Puede usted exponer en este objetivo?

La batalla para el matrimonio es ideológica. Para los católicos, se trata de nuestra comprensión básica de la antropología (es decir. Qué significa ser humano?), entendido por medio de la ley natural y de la teología (es decir. Cuál es nuestra comprensión de Dios vis-á-vis una existencia terrenal?). Lo que sabemos por la fe se apoya en la razón: Investigación y la experiencia hacen claros que la estructura familiar importante a los niños y que las leyes deben apoyar a instituciones como el matrimonio que los niños y, por lo tanto, sociales, bienestar. Se podría llamar nuestro punto de vista profundamente comunitaria.

Quienes se oponen a la definición tradicional del matrimonio son a menudo atrapados en una ideología secular que rechaza cualquier concepto de la ley natural tener ningún control sobre el comportamiento humano, así como rechazar la voluntad de un Dios amoroso que realmente sabe lo que es mejor para sus hijos e hijas.

Cómo fortalecerían una enmienda al matrimonio la ley de Minnesota que ya existe contra un desafío de la corte federal o estatal, Dada la reciente decisión de Estados Unidos. Noveno Tribunal de circuito de Apelaciones fulminando de Proposición 8?

Una enmienda al matrimonio impedir que los políticos locales redefiniendo la definición legal del matrimonio y evitar que a jueces de la corte de estado escribiendo una nueva en la Constitución de Minnesota. La perspectiva de cualquier suceso es una realidad muy grave, no sólo una hipotética, y por qué la enmienda constitucional es necesario. En realidad, Actualmente hay un caso que trabaja su manera a través del sistema de corte de estado de tres parejas del mismo sexo que busca tener ley de Minnesota defensa del matrimonio declarada inconstitucional y discriminatoria. Y se han introducido varios pedazos de legislación para girar a la Unión en un sistema de las uniones de hecho sin género o eliminar en conjunto Unión.

A nivel federal, la ausencia de un sistema de uniones civiles en Minnesota, así como un 1972 ESTADOS UNIDOS. Decisión de la Corte Suprema afirmando un Minnesota Tribunal Supremo allí no es ningún derecho en los Estados Unidos. Constitución para parejas del mismo sexo en recibir una licencia de matrimonio, es probable que aísla a Minnesota desde un tribunal federal inferior resolución similar a la de California.

Hemos visto, sin embargo, Cómo los Estados Unidos. Departamento de justicia se ha negado a defender la ley federal de defensa del matrimonio en los tribunales, a pesar de que es la ley de la tierra, que podría significar que un desafío a la DOMA acabaría en los Estados Unidos. Supreme Court. Ojala, debe la corte tomar el caso de matrimonio, afirmaría la capacidad de los Estados para proteger la institución del matrimonio y los requiere para reconocer uniones del mismo sexo realizados en otros Estados como matrimonios válidos.

Algunos grupos religiosos se han pronunciado contra la enmienda, y algunos han permanecido neutrales, lo indicando incumbe a personas a votar sus conciencias. Cómo usted abordar este tema con los católicos?

En primer lugar, Recordar a nuestro pueblo católico que un entendimiento del matrimonio no es algo por que los obispos o la iglesia formada. Matrimonio entre un hombre y una mujer es anterior a cualquier gobierno civil o incluso la religión, para el caso. El estado simplemente reconoce y apoya el matrimonio; no tiene poder para definirla.

No es razonable y, Me atrevo a decir, natural pensar que cambiando la definición de una palabra tiene el poder de cambiar la realidad que subyace a esa palabra, no lo; no es posible. Y se convierte en un pretexto para discutir de forma diferente.

En segundo lugar, Creo que es muy lamentable que muchos en los medios de comunicación y en la plaza pública sigan repitiendo la falsa acusación que los partidarios de la enmienda a personas. Eso simplemente no es cierto. Mi única intención, y la de otros que yo conocía, es proteger la institución de favorable a la familia del matrimonio y para promover el florecimiento humano y el bien. No es un "anti" cualquier enmienda. Más bien, es una enmienda de "Unión pro", una salvaguarda legal impulsada por el deseo de proteger a que es fundamental para el bien común. Y tenemos que recordar que no habría ninguna necesidad de una enmienda si otros estaban no primero activamente tratando de redefinir el matrimonio. Esto no es un debate que hemos elegido, pero es uno en que no se sentará en el banquillo.

Al participar en este debate público sobre el futuro de la Unión, No quisiera nunca, siempre queremos fomentar cualquier discriminación hacia las personas con atracciones del mismo-sexo. Se conocen casos donde tales individuos o grupos han sido condenados al ostracismo, intimidado y así conducido a dolor físico o emocional. Sí, tenemos que y están tratando de llegar a esas personas y lo seguirá haciendo a lo. Pero la respuesta a las injusticias contra aquellos que sufren con atracción al mismo sexo no puede ser la redefinición del matrimonio. Compuesto simplemente una injusticia con el otro y definitivamente no sería lo compasivo o amoroso.

Cómo ENCARARÍA la afirmación de que la iglesia está recibiendo demasiado político y apartarse de su misión espiritual?

Qué es más importante para la misión espiritual de la iglesia de fomentar la buena, matrimonios saludables entre maridos y esposas y ministrando a los variados retos que ellos y sus hijos se enfrentan en su vida familiar?

Tenemos que recordar, también, como el Santo Padre ha sido que nos recuerda de la última, que la labor de la iglesia en la plaza pública contribuye a la nueva evangelización. No es sólo la iglesia "hacer política,"pero en su lugar, constituye su perenne tarea de formación de la conciencia, promoción de la justicia y anuncia verdades que están escritas en el corazón humano. De esta manera, también señalamos la fuente de esas verdades, la palabra eterna que ha escrito en el tejido de nuestra naturaleza humana.

Por desgracia, se ha hecho muy evidente, especialmente con la cuestión del mandato de seguro de salud, que hay fuerzas que desean excluir la voz de la religión de la Plaza. Seamos claros, es decir la discriminación.

Además, Yo diría que no estamos forzando nuestro punto de vista a nadie. De investigación racional y el debate público trata de llegar a la verdad. Nuestra opinión es que no puede existir una comprensión de la persona humana para la gente de fe y otra para gente sin fe. Sólo puede ser una, verdadero entendimiento de la persona humana. Proponer esas verdades es la contribución de la iglesia a la discusión.

Some people say that they are not for redefining marriage, but they have no problem with civil unions. Is there a distinction between the two, with regard to the Church’s position?

Civil unions, in my opinion, are just a smoke screen for so-called same-sex “marriage.” In fact, so-called “marriage equality” groups have already begun opposing them, and in states where civil unions exist, such as in Washington, New Jersey and California, the movement to redefine marriage simply accelerates. There are ways of ensuring that people of the same gender have access to certain public services or privileges without redefining marriage. Por el contrario, civil unions are, if you will, the nose of the camel coming under the tent.

Los católicos se esfuerzan por encontrar las palabras para defender el matrimonio entre un hombre y una mujer, dado el estado de los matrimonios heterosexuales y la amplia aceptación de relaciones homosexuales y la idea de otorgar "derechos." Cómo pueden ellos educar a otros sobre esta cuestión cuando la sociedad en su conjunto es hasta ahora lejos de comprender la verdad y el significado de la sexualidad humana y el diseño de Dios para el matrimonio?

Estamos frente a una crisis en el matrimonio en el mundo occidental. Tan mal lo que se necesita para las parejas y sus hijos es una comprensión adecuada de qué matrimonio iba a ser "desde el principio,"como Jesús nos dice en la calle. Evangelio de Mateo. Y tenemos que tomar en serio la evidencia científica abrumadora de que los niños prosperan mejor en un hogar con una madre y un padre. Me doy cuenta de que esto no siempre es posible, pero debemos trabajar para ver a lo que debería ser la norma.

La dificultad en alcanzar el ideal de la Unión no debe llevarnos a abandonar ese ideal, mucho menos nuestra voz en el sector público en relación con su protección. Más bien, debe obligar a todos nosotros, clero y laicos por igual, para trabajar en esas condiciones en nuestros hogares, parroquias, barrios y, de hecho, nuestro estado que proteger y defender aquello que es bueno y necesario para el florecimiento humano auténtico. La mejor manera de comunicar la verdad del matrimonio está animando a las parejas a vivir bien su matrimonio y luego equiparlos para traducir esta verdad y la ley natural a un lenguaje oídos modernos pueden entender.

Register correspondent Barb Ernster writes from Fridley, Minnesota.