Comunicado de prensa: Obispos católicos MN renuevan su llamado para una reforma migratoria integral

La nueva Declaración de inmigración advierte contra las políticas estatales que dividen a las familias e impiden una reforma real que sirva a la dignidad humana y al bien común

St. PABLO, MINN (Abril 12, 2012)Obispos de Minnesota, a través de su oficina de políticas públicas, la Conferencia Católica de Minnesota (MCC), hoy publicó una declaración reiterando su continua preocupación por las leyes de inmigración "ineficaces" de nuestra nación, así como su oposición a los intentos de reforma a nivel estatal, que creen que no son prudentes o justos o soluciones a un problema complejo.

Los obispos animan a los católicos de Minnesota y a todas las personas de buena voluntad a solicitar al Congreso y al Presidente que promulen una reforma migratoria integral.

En la declaración de 1.300 palabras, “Abrir la puerta en nuestros corazones," Los obispos católicos de Minnesota se han unido a su voz con sus hermanos obispos de todo el país para alentar la reforma de las leyes de inmigración de la nación. Debido al sistema roto de la nación, varios estados, más prominentemente Arizona y Alabama, han tratado recientemente de abordar el problema mediante la promulgación de sus propias políticas. Minnesota ha estado considerando medidas de aplicación similares. Los obispos generalmente se oponen a estos esfuerzos.

"Las soluciones basadas en el Estado que se centran en la observancia y dividen a las familias no son políticas eficaces,"dijo Jason Adkins, Director ejecutivo de la Conferencia Católica de Minnesota. "La promulgación de políticas de inmigración a nivel estatal también debe resistirse porque impedirán, soluciones integrales a nivel federal."

La Iglesia Católica ha sido durante mucho tiempo un defensor vocal de la reforma migratoria integral, y a la vanguardia de abordar los derechos y necesidades básicas de los trabajadores indocumentados y sus familias. Algunas leyes a nivel estatal, sin embargo, interfiere directamente con esa misión.

"Los proyectos de ley introducidos en Alabama y Arizona hacen que sea un delito albergar inmigrantes ilegales, que desafía directamente la misión de la Iglesia Católica de servir a todos los necesitados," dijo Adkins. "Bills como estos no sólo amenazan la dignidad humana de los trabajadores indocumentados, pero también amenazan el mandato de la Iglesia de servir a los necesitados. Y esa amenaza a la libertad religiosa nos afecta a todos".

Los obispos reconocen que el tema de la inmigración puede ser políticamente divisivo, por lo que subrayan en la declaración que "encontrar soluciones a la difícil situación de los inmigrantes de hoy a veces requerirá la superación de las fronteras en el corazón no sólo en la tierra". Trabajar juntos por el bien común a menudo primero requiere una conversión del corazón y la capacidad de ver claramente las necesidades de los demás.

La declaración hace referencia a la enseñanza católica de que "el derecho humano a la vida —el fundamento de cualquier otro derecho— implica el derecho a emigrar,"al tiempo que señalan que los inmigrantes también están obligados a respetar y acatar las leyes y tradiciones de los países en los que llegan a residir. La declaración indica cinco principios clave a partir de los cuales evaluar las propuestas de política, including that “human rights and human dignity of all persons, incluyendo a los inmigrantes indocumentados, should be respected.”

The statement can be found online, in both Español and English, at the Minnesota Catholic Conference website: mncc.org. Bilingual hard copies of the statement, currently under development, will list resources for Catholic communities and individuals to learn more about advocating for comprehensive immigration reform. Call 651.227.8777 to place an order for your organization.

###

ABOUT MCC

Conferencia Católica de Minnesota (MCC) coordinates the Catholic Church’s non-partisan lobbying and public policy activities on behalf of the bishops of Minnesota. It supports the ministry of the Minnesota Catholic bishops by: working with political and community leaders to shape legislation that serves the common good; educating Catholics and the public about the ethical and moral framework that should be applied to public policy choices; y, mobilizing the Catholic community to makes its voice heard in the public arena. MCC advocacy areas include economic welfare, trata de personas, Inmigración, Educación, bio-ethics, libertad religiosa, and marriage and family. On the grassroots level, MCC’s MN Catholic Advocacy Network (MNCAN) and Parent Advocacy Network provide opportunities for Minnesota Catholics to carry out their responsibility to participate in political life. For more information or to join MNCAN, including the Parent Advocacy Network, visita mncc.org. Follow MCC on Facebook and Twitter.